Asimilemos los ecosistemas naturales. No hay necesidad de insumos extra en estos!

Cuando caminas por un bosque tropical húmedo, te abraza un sentimiento de frescura pegajosa, el color verde sobre sale, pero se mezcla con diversos tonos de rojos y marrones en las hojas,de formas circulares o sin figura alguna. Colores grises y distintos tipos de blancos sobre los troncos, vivos o no la combinación de colores abunda. El camino fuera del sendero parece estar cubierto de hojas y ramas. Los arboles crecen firmes, buscando el sol. Los insectos aprovechan los rayos del sol que logran llegar al suelo, y logran cumplir sus funciones vitales. Tanto los animales como los miembros del reino plantae no necesitan de intervención externa para alimentarse y crecer, reproducirse.

Los sistemas de producción agrícola, siguen siendo un tipo de ecosistema…Un ecosistema agrícola! En este la intervención del hombre consciente es necesario para el desarrollo de plantas que aportan nutrientes importantes para el humano ademas de sabores y texturas que ya están implantadas en nuestro ser. Desde la siembra inicial se comienza con la aplicación de fertilizantes nitrogenados, de manera fraccionada.Mas adelante aplicaciones de herbicidas para controlar las plagas atraídas por los mismos monocultivos. Hasta llegar a atomizaciones de boro, y floraciones inducidas con ethileno para garantizar un rico fruto, o fruto alguno. Con altos grados Brix y lindo para los ojos de los consumidores. Suena mas bien como un sistema de producción capitalista, y no un agro-sistema.

No todos los agro-sistemas funcionan así. La finca Santa Cecila en los Santos, mantiene una variedad de productos horticolas 100% orgánicos. Tomando en cuenta el aporte de nutrientes que salen y entran de su finca. La fuente principal de abono, es el compostage que se genera de la estiércol de vaca. A este le agrega micro-organismos de montana, gallinaza y se procede en los cambios de temperaturas que requiere el procedimiento para generar abono.Con eso se garantiza una producción optima de alimentos. Los micro organismos de montana consisten en criaturas que se encuentran en la montana como levaduras, hongos y micorrizas.. tal vez unos cuantos patógenos, pero la mayoría son organismos benéficos. Estos ayudan a degradar la mezcla del compost y brindar ácidos carboxilicos que atraen nitrógeno y bases que sirven de aliento para las plantas. La naturaleza es así de perfecta.

La agricultura orgánica tiene otros métodos para controlar plagas que evitan el uso de químicos abrasivos. Se pueden generar una lista de productos orgánicos como mezclas de hierbas y ajo para combatir nematodos.

La tierra nos da todo lo que necesitamos, trabajemos de una manera mas sostenible con el medio ambiente.

El SFE-MAG no colabora con los productores de naranjas, en la zona de Santa Cecilia, La Cruz, Guanacaste. :(

(Los productores deberán buscar mejores propuestas, para salvar sus plantaciones)

Debe ser cansado ser un árbol de naranja. Concentrar toda tu energía en la salida del hipocótilo, hasta llegar a sentir la luz por primera vez para lograr alimentarse. Después de la polinización, distribuir azúcares acompañadas de ácido cítrico, para obtener unos frutos con casi una circunferencia perfecta. Trabajar por 30-40 años hasta que la senescencia devore desde el ápice de las hojas hasta la raíz. Sin embargo, no todos los árboles tienen ese destino, tan largo y productivo. En climas Tropicales, con cambios constantes de humedad y temperatura, los hongos fitopatógenos e insectos realizan un jolgorio. Estos les cuentan a todos sus amigos, y cada vez empiezan a llegar más. Algunos de estos invitados patanes, pueden llegar a ser vectores de bacterias letales para los árboles. Los productores de naranja también sufren con este problema.

Huanglongbing, es el nombre en chino de la bacteria devastadora de los árboles cítricos. La mayoría de árboles en la zona de Santa Celia, perteneciente al cantón de La Cruz son afectados por el Huanglongbing, también conocido como HLB; su primer aparecimiento fue en Asia, y debido a la destreza de su vector, llamado Diaphorina citri es fácilmente trasportada por el viento.

DIaphotina citri, el vector de la bacteria HLB. Causa problemas el la producción de frutos, en los arboles de naranja.

Diaphorina citri 

            

El Diaphorina citri llegó a América en el 2004. Entro al territorio estadounidense en el 2004, después bajo a México, Cuba, Guatemala hasta caer en los Chiles, en el 2015, cuando por primera vez fue registrada en el territorio nacional. Hoy en día las producciones en la zona han disminuido de 8mil cajas de naranjas a 2mil. La enfermedad sigue siendo un problema para los productores grandes como del Oro, debido a que su control es afectado por aquel otro control o falta del mismo, que tuviesen las fincas de naranja vecinas. Los síntomas del problema empiezan a partir de los 5 meses, siendo una de las razones que complican su control.

Los productores de naranja como Julio César de la finca Santa Cecilia  se quejan del servicio fitosanitario  Estatal (o del Estado) por no ejercer un método de control, e informar a los demás productores de naranja de la zona. La compañía da trabajo a 700 personas y teme que el HLB derrumbe a la empresa. Los arbolitos de naranja sean grandes o chicos sufren toda una lista de enfermedades además del HLB.

Se necesita una mejor iniciativa de parte de los productores, para informar a sus vecinos sobre el comportamiento de la enfermedad. La formación de una cooperativa local de productores que financie trampas de feromonas, información actualizada del comportamiento del insecto entre otras medidas necesarias de control. Se espera que el sistema fitosanitario del Estado algún día intervenga para evitar la pérdida que generan los ingresos de los cítricos en la zona. La vida de un árbol de naranja es difícil y cuánto más difícil en los trópicos, estando infectado de HLB, un padecimiento que podríamos comparar con tener nuestras arterias tapadas por el colesterol.

Los síntomas en los árboles incluyen manchas de diferentes tonalidades de verde y amarillo, que se puede confundir con una deficiencia mineral de Boro. Erradicar la enfermedad es de urgencia, y es una preocupación que tienen los productos del Oro desde Costa Rica hasta llegar Brasil.

Ahora ese jugo de naranja que nos ayuda a romper el ayuno y a nutrirnos cada mañana está en peligro de subir de precio debido a su afectada producción, y no queremos ni siquiera imaginar que nos podamos quedar sin producción local, y la consecuente pérdida de empleos de muchas familias dedicadas a producir ese rico (nutritivo, importante, delicioso) y necesario alimento.

   https://www.instagram.com/p/BtPtM-8gfj_/